VehÝcular

Amigos del Aire presenta en su primera etapa el proyecto de reducción de emisiones enfocado al sector transporte, el primero en Colombia y en el mundo en obtener bonos por medio de el mercado voluntario de carbono, que opera de manera paralela y complementaria al Protocolo de Kioto, obteniendo incentivos financieros futuros para reinvertirlos en programas que beneficien el medio ambiente como lo son las reforestaciones con la siembra de árboles en Bogotá y zonas vulnerables para mejorar el aire de nuestro país.

Con Amigos del Aire se busca concientizar a los usuarios del GNV dándole a conocer que un vehículo convertido a gas podrá obtener reducciones promedio de 3 toneladas de CO2 equivalente por año; sin embrago, actualmente no existen mecanismos de mercado de carbono que permitan compensar directamente por las reducciones del GEI efectuadas en cantidades menores a las 1,000 toneladas de CO2 equivalentes al año.

Se estipula que con la implementación del programa en los diferentes talleres de GNV se logre llegar a la conversión de 7.000 vehículos por cada año que el proyecto se encuentre funcionando, adicionalmente, al ceder los derechos se permite la agregación y centralización de beneficios ambientales en las conversiones a GNCV, para facilitar los estudios y trámites llevados a cabo por las empresas responsables del proyecto tendientes a procurar el reconocimiento de tales temas del medio ambiente.